Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 15 el Lun Mar 09, 2015 1:00 pm.
Últimos temas
» ▬ UNHEILIG ROL - Afiliacion Elite
Jue Jul 30, 2015 12:38 pm por Invitado

» Registro de PB
Mar Jul 28, 2015 12:07 am por Sasaki Haise

» Personajes Cannon -Tokyo Ghoul-
Mar Jul 28, 2015 12:04 am por Sasaki Haise

» CENSO DE ABRIL -PASAR TODOS A FIRMAR-
Miér Jul 22, 2015 10:36 pm por Nue

» Normas Generales y Normas On-Rol
Mar Jul 14, 2015 4:12 am por Yasuhisa Kurona

» City of Vampire (élite)
Mar Jun 09, 2015 9:08 am por Invitado

» Twilight Secret (Élite)
Dom Mayo 24, 2015 1:09 pm por Invitado

» Pirate Codex [ Confirmación Élite ]
Mar Mayo 12, 2015 9:49 am por Invitado

» Mi presentación.
Dom Mayo 03, 2015 4:03 pm por Tsukiyama Shuu


Kazahaya Kane || ID

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Kazahaya Kane || ID

Mensaje por Kazahaya Kane el Miér Mar 11, 2015 2:19 am

Kazahaya Kane.

Bartender.
Híbrido.
23 años.
Heterosexual.
Japonesa.
Koukaku
Seme.
Masculino.
Rango S.
Caníbal.


Psicología


Kazahaya es un depredador, alguien que fácilmente entraría en la categoría de "malvado" de muchas personas debido a los pocos escrúpulos que tiene, y la poca conciencia o malestar moral o emocional que demuestra para muchos actos. Sin embargo no es desapasionado en su actuar. No como alguna persona que no posee otro motivo más que el de recogijarse riéndose mientras quema cosas como un villano de Disney. Kazahaya al contrario es metódico, tiene una causa, su cruzada personal la cual sigue con devoción, y tiene su propio código moral templado a lo largo de los años el cual rige varios aspectos de su vida.

Su motivación principal no es el aburrimiento, si no años de reflexión, práctica y error, y finalmente decisión. La practicidad premia sobre lo tradicional en cuanto a lo que de costumbres se trata para él. Es la clase de persona que cree firmemente que el fin justifica los medios y está dispuesto a demostrarlo si realmente cree que puede conseguir el fin que desea en una situación dada. Socialmente, también podría considerárselo como un depredador pero no de la clase cruel y carente de consideración, si no al contrario, agradable. Kazahaya es carismático, años de conocer lo peor y lo mejor de las personas, de mentir y pretender y jugar a detectar mentiras para luego practicarlo en situaciones reales lo dejaron con mucha facilidad para la empatía y para navegar con libertad entre diferentes clases de persona.

Puede simpatizar con la gente, es bueno con la retórica, gracioso cuando necesita serlo, serio cuando le conviene. De la misma forma que el mundo que lo rodea, Kazahaya no es blanco o negro, es de un gris muy profundo que posee un poco de ambos, adaptándose como mejor le permita cumplir su cometido.


Descripción Física



Kazahaya es una persona alta de cuerpo amplio y bien trabajado, los músculos se pueden ver sin demasiado esfuerzo en sus brazos gracias a su uniforme habitual, el cual a veces usa arremangado. Su torso y sus piernas se encuentran igual de marcados producto de años de ejercicio y entrenamiento para tener un cuerpo saludable y una constitución tan resistente como solo una buena rutina y años de golpizas, cortes y quiebres pueden lograr. Gracias a su naturaleza de ghoul, ninguna cicatriz adorna su cuerpo, y de forma similar ningún piercing puede pasar a través de su piel para adornar sus orejas o ninguna aguja realizarle un tatuaje.

Su cabello es negro y bien cortado deteniendose a la altura de la oreja, según la luz, entre sus mechones de cabello negro a veces parece haber alguno color rojo oscuro, muy oscuro aquí y allá, quedando bien en conjunto con sus ojos, los cuales son de un pálido color verde. Sus dedos son largos, ágiles, y hábiles compartiendo la complexión del resto de su mano y en armonía con el resto de su brazo, su torso y su cuerpo. Su piel es blanca, aunque no precisamente pálida y de asi desearlo más de alguna vez se ha quedado con un bronceado ejemplar, aunque dados sus hábitos nocturnos desde hace años que no lo hace.

Su Kakugan solo se forma en su ojo izquierdo hasta ahora.

Tipo Kagune: Koukaku único.
Descripción Kagune: Su Kagune toma una forma de escamas de apariencia metálica y color gris oscuro saliendo en gran caudal desde debajo del omóplatos. Su tamaño es masivo, y sus escamas afiladas, hilera tras hilera por abajo y por encima. Mientras algunos Kagune se enfocan en precisión o fuerza sobre un punto, la forma más común de usar su Kagune para Kazahaya es mucho más llana, y por necesidad, bruta. Utilizando su gran tamaño y potencia, las escamas envuelven a su enemigo o lo aprisionan contra alguna superficie dura rodeándolo, y luego lo destripan comprimiendo o girando con algo de separación de una forma no muy diferente a cómo lo haría una trituradora con menos velocidad. Es capaz de envolver o atrapar a una distancia de tres metros. Completamente extendido hacia adelante llega aproximadamente hasta los cuatro metros, pero dependiendo del tamaño del objeto en cuestión es incapaz de rodearlo por completo o aprisionarlo con su Kagune para realizar aquello que suele ser más sencillo y rápido.

Nota: Su Kagune/Kokahu es especial. Sin embargo, ésto él aún no lo sabe ni ha descubierto algún indicio hasta ahora. Hasta que no lo sepa, será tratado como si fuera uno normal de su tipo tanto dentro como fuera de interpretación.



Historia

-
I

Las primeras memorias de Kazahaya Kane se remontan a un tiempo en el cual se encontraba rodeado de paredes oscuras y frías. La luz era un bien preciado y escaso que raras veces aparecía. Como si fueran fotografías moviéndose a una velocidad vertiginosa, o archivos de audio abiertos por separado, lo propio seria decir que más que memorias eran sensaciones guardadas dentro de su cabeza, olores, lugares, gustos, personas de rostros borroneados. El recuerdo más nítido pertenece a una breve escena, en la cual se encontraba con otros niños de similar edad en un cuarto oscuro y amplio. Las paredes y el suelo eran fríos y metálicos, al pensar en ello incluso recuerda el sabor.

No había luces, excepto en el extremo opuesto del amplio sitio. Una de las paredes que había allí parecía haberse derrumbado de alguna forma, y tras el umbral de escombros caía un rió de luz amarillenta dejando ver con facilidad las partículas de polvo moviéndose lentamente. Varios niños lloraban, asustados, pero él se encontraba entre los que no. No porque no sintiese miedo, porque lo sentía, si no porque su corazón latía con excitación y curiosidad ante lo que habría allí, del otro lado.  

Era algo diferente, algo nuevo. Mirando hacia atrás es lo más antiguo que recuerda.

Siempre le pareció más un sueño difuso que un recuerdo, pero las sensaciones que vienen a su mente cuando piensa en ello parecen demasiado reales como para ser un sueño. Quizás fuese tan solo un sueño lúcido que tuvo cuando niño. Más adelante, sus recuerdos se tornan menos difusos y más tangibles. Recuerdos de la primera persona a la que pudo considerar un padre; Su abuelo. Se trataba de un hombre entrado en años de rostro arrugado, cabello canoso y abundante, peinado hacia atrás de forma prolija. De andar lento y mirada afable, Ryounosuke Kane era el nombre por el que se hacia conocer.

Sin ayuda de nadie se hizo cargo de Kazahaya desde que tuvo memoria y lo mantuvo lejos del peligro que según él, representaba la CCG. Le había contado historias sobre lo invencibles y despiadados que eran, y lo había instruido en formas de defenderse y huir de ellos, siempre haciendo hincapié en que debía huir de cualquier enfrentamiento y siempre mantener un perfil bajo alejándose de los problemas, contándole anécdotas sobre las cosas que les habían sucedido a otros Ghouls que habían caído en sus garras, tal y como había sido el destino de padres. Kazahaya jamás se había planteado enfrentarse a semejante enemigo, aunque en el fondo los odiara. Poco y nada sabia también de su condición de Ghoul, viviendo en una condición casi marginal, excepto el hecho de que debía alimentarse de carne humana, un tipo de alimentación diferente a la de los humanos.

Ryunosuke se encargaba de eso sin embargo, y siempre traía consigo comida para él que raramente podía ser diferenciada de un filete común y corriente o algún otro corte. Su abuelo lo educó en las costumbres de los humanos, y sus tradiciones. Aunque no cursaba en una escuela como otros niños de su edad, Ryunosuke se hizo cargo de su educación actuando como profesor. A pesar de ser un ghoul, la vida de Kazahaya Kane era normal, o casi normal exceptuando el hecho de que no cursaba en institución alguna y tenia una dieta especial. Tenia contacto con otros niños de su edad y a veces salia con su abuelo a dar paseos o a jugar con otros niños. Era una vida afable, aburrida a veces, sin acontecimientos extraordinarios. El único ghoul que conocía era otro hombre entrado en años que trabajaba como el portero del lugar en el que vivían. Un hombre gracioso, algo regordete y de buenas intenciones, le caía bien a Kazahaya.



II



No fue sino hasta años más tarde cuando usaría por primera vez su Kagune, habiendo sido incapaz de hacerlo hasta entonces, ya que nunca lo había necesitado debido a que su abuelo siempre había proveído todo lo que él necesitó. Usualmente el viejo enviaba a Kazahaya a hacer encargos o "misiones" como solía decirle cuando era niño para entretenerlo más, y así ir haciendo que practicara sus habilidades para mezclarse con el mundo humano. Hacer contactos, hacer compras, aprender sobre comida y sus supuestos sabores, bebidas, costumbres, lugares nocturnos, negocios. Cosas que para cualquier humano resultan de rutina en ese entonces para él era algo nuevo y excitante. Tras regresar a su hogar luego de realizar un encargo por parte de Ryounosuke, Kazahaya se encontró con el cuerpo del portero del edificio, quien había sido un ghoul, muerto en las escaleras de su casa. Alertado de un peligro inminente, y asustado, subió corriendo la escaleras de su casa para encontrar un investigador de la CCG en el apartamento donde ambos vivían.

El investigador se encontraba cuestionando agresivamente a Ryunosuke, Quinque en mano y notablemente alarmado, hablando sobre un gran riesgo. Su abuelo se encontraba impasible, aún sentado frente a la mesa en la cual solían cenar. La entrada de Kazahaya no hizo más que alarmar al perturbado hombre quien inmediatamente se dio vuelta para atacar a la persona que acababa de entrar. Todo sucedió rápido. Atravesado por un extremo del arma del investigador, en la desesperación del momento, a causa del miedo y la necesidad, había usado también sin darse cuenta su propio Kagune para atravesarlo a él. Su propia naturaleza de Ghoul le permitió sobrevivir a sus heridas, el investigador sin embargo no tuvo tanta suerte. Al principio Kazahaya se asustó y fue presa del pánico. Su abuelo le dijo que tendrían que irse y buscar otro sitio donde vivir, como al principio según le dijo y ambos se movieron a una nueva ubicación. Cuando el pánico se le pasó se volvió iracundo hacia él.

Era la segunda vez que había tenido que abandonar toda su vida, ahora también sus amigos, las personas que conocía, todo lo que tenia. No era justo. Y todas las cosas que le había dicho sobre los investigadores y su supuesta invencibilidad, y él, una persona que hasta ese entonces jamás había sido capaz de despertar su Kagune acababa de derrotar a uno sin saber lo que hacia. Ryounosuke alegó el éxito del muchacho a la suerte en primer lugar, pero joven e impulsivo como era Kazahaya huyó de su no-hogar, confundido y sintiéndose traicionado. ¿Por qué no pelar? ¿Por qué no quedarse, en vez de abandonar toda su vida hasta ahora? ¿Por qué no defender lo que era suyo? En su pequeño exilio auto-impuesto Kazahaya se encontró por primera vez con otros Ghouls, quienes lo trataron afablemente como un neófito más, y de ellos aprendió que la CCG no era el monstruo implacable y omnipresente que su abuelo le había hecho creer. había vivido todo este tiempo oculto entre los humanos, oculto a los ojos de su propia especie, para nada. Existían otros ghouls que habían realizado verdaderas masacres y jamás los habían encontrado. Incluso habían algunos quienes daban caza a la CCG.

Inmediatamente Kazahaya volvió a enfrentar a su abuelo con todas las cosas que había aprendido. Afligido, su viejo tutor le confesó que todo lo que había hecho, lo había hecho para que Kazahaya pudiese tener una vida normal. Que, de esa forma no tendría que pasar por tantas cosas que otras desafortunadas personas si, y que aquello había sido lo mejor. Que vivir huyendo, no era la manera de vivir. Al haberse mantenido ocultos durante tanto tiempo nunca habían tenido que preocuparse por la CCG encontrándolos, o de tener que pelear por el territorio con otros ghouls, o de bandas intentando hacerles pagar por "protección". Sintiéndose traicionado, influenciado por las palabras de sus nuevos compañeros, Kazahaya le gritó cosas horribles a su abuelo culpándolo por su miseria y acusandolo de debilidad, y huyó, con ansias de causar a los demás tanto dolor como el que sentía.

Por primera vez esa noche sació su apetito con la carne de una persona viva, no mucho después de haber huido por segunda vez del lugar en el cual su abuelo reposaba. Sintió que también había dejado atrás una parte de él aquél día, al haber matado a alguien por primera vez, pero se encontraba hambriento... Y el sabor no mentía, se sentía correcto. O al menos eso se repetía a si mismo. Aunque la persona fuera inocente (O quizás no, no muchos encapuchados andan solos en callejones de noche) él no lo sentía así, sentía envidia, celos, culpa, y odio para con los humanos que nunca habían tenido que experimentar algo similar. Sentía rencor hacia los Ghouls que habían podido vivir como tales, sin miedo a su propia naturaleza. Sentía que todo estaba mal, y necesitaba tiempo para pensar, en lo que había hecho, en qué estaba bien, en qué no lo estaba.


III



Iracundo y aturdido aún, volvió con uno de los ghouls que había conocido tras haber escapado de su casa. Alterado como estaba, era incapaz de ocultar su Kakugan. Era la primera vez que le sucedía algo así, pero estaba bien, después de todo la otra persona también era un ghoul. Lejos de mostrarse indiferente sin embargo, su conocido se alteró y le indicó que solo uno de sus dos ojos era un Kakugan con una mezcla entre enfado y superstición. Sin entender lo que estaba pasando pensó que se trataba de una broma o algo normal, pero su conocido le informó que no era así.

Demandó respuestas, pero Kazahaya no tenia ninguna para darle, y ante la presión que ponia sobre él terminó huyendo de la escena. Su conocido le dio caza, pero abandonó la búsqueda después de un tiempo cuando Kazahaya se perdió lo suficiente. Necesitaba tiempo primero, pero ahora necesitaba respuestas, cada vez, entendia menos. Y de lo único que estaba seguro es de que necesitaba tener una larga charla con su abuelo. Él sabría decirle qué estaba pasandole. Su abuelo ya había visto por primera vez su Kakugan, ¿Por que no le había dicho nada? ¿O antes había sido normal? Tenía que hablar con él. Se escondió durante el día para dormir en un callejón de los distritos marginales, y a la noche siguiente, sucio y cansado se puso en marcha.

La noche siguiente investigadores atacaron el lugar de descanso de su abuelo, alertados por el reciente asesinato que él había cometido. Cuando Kazahaya se llegó, ya era demasiado tarde. Los dos investigadores que habían sido enviados se encontraban inconscientes dentro del apartamento, uno de los dos herido de gravedad con pequeños agüeros en el cuerpo y un pequeño charco de sangre bajo de él. Las paredes y el suelo se encontraban salpicadas con una sangre olor familiar. No encontró el cuerpo de su abuelo dentro de la destrozada casa, pero tras examinar la escena de forma apurada, descubrió un rastro de sangre que se alejaba hasta una de las entradas a las alcantarillas, en la calle.

Sin pensarlo dos veces, Kazahaya se lanzó a la persecución, la cual resultó ser más bien corta. Tras bajar unas largas escaleras (las cuales decidió saltar, y terminó lastimándose una pierna en consecuencia) se encontró con su abuelo casi al pie de la misma, hecho a un lado y herido de gravedad al punto que parecía haber más sangre que piel sobre su cuerpo magullado. No pudo hacer otra cosa que llorar, inmediatamente dándose cuenta de que había sido él quien había alertado a la CCG sobre la presencia de ghouls en el área y que todo era su culpa. Su abuelo le dijo todo estaría bien, y le advirtió que se mantuviera alejado de la CCG. Le balbuceó a su moribundo abuelo lo sucedido con el Kakugan de forma interrumpida entre llantos, sin saber que hacer. Éste, en sus últimos momentos, le repitió que todo estaría bien y le pidió que lo escuchara atentamente.

Ryunosuke había trabajado para la CCG en un proyecto que habían tenido hace mucho tiempo con el objetivo de estudiar la fisiología de los ghouls y su biología a nivel celular, estudiando como la misma podía ser usada para el beneficio humano. Para ello habían estado realizando diferentes experimentos entre ghouls capturados, analizando los resultados y a partir de ello mejorando su conocimiento en varias áreas, hasta las técnicas para emplear Quinques también. Kazahaya había nacido a partir de un ghoul y un humano, en una de las áreas de investigación. Los casos exitosos según le contaba, podían contarse con los dedos de una mano. Pero no había sido el único. Él había sido el primero, y también su mejor trabajo.

Ryunosuke le contó la verdad entonces. No habían sido ghouls quienes de alguna forma lo habían sacado de allí, no había sido la CCG quien lo había dejado ir, había sido él mismo, su abuelo, con ayuda de otros miembros del equipo. Ryunosuke no era un Ghoul. Era un humano. Un investigador que había traicionado a la CCG y se había convertido en un criminal buscado, no solo él si no todos quienes lo habían ayudado también. Habían estado dispuestos a ponerlo todo en juego. Todo, a cambio de su libertad para que él y otros como él pudieran vivir sus vidas en paz, lejos de jeringas, sueros, drogas y máquinas sin ver la luz del sol. El hombre que se hacia llamar Ryunosuke murió poco después tras pedirle perdón por mentirle. Kazahaya lloró hasta que sus ojos se habían enrojecido, irritados. Confundido, triste, y sintiéndose más solo de lo que jamás había podido describir.

Un investigador de la CCG estaba muerto para protegerlo y se había vuelto un traidor buscado, por su culpa. El mundo no era blanco y negro, como siempre había creído, si no una cascada de gris. Kazahaya se quedó junto al cuerpo de Ryunosuke, pensando, intentando hacer que las cosas tuvieran sentido, lamentándose hasta que el ruido de pisadas en la calle encima suyo lo alertaron, y huyó por los túneles a último momento. Todo estaba mal, todo lo que pensaba conocer hasta el momento, estaba mal. De cabeza. Y las dos palabras "¿Por qué?" Continuaban haciendo eco en su cabeza.


IV



Todo lo dejaba con más preguntas que respuestas. Quien era realmente la CCG, que era lo que realmente querían. ¿Por qué dejarlo nacer, en primer lugar? Por qué había decidido protegerlo a él y a los otros. ¿Había sido porque era una buena persona? ¿O habían otros motivos? ¿Por qué un Ghoul los había protegido todo éste tiempo? ¿Quien era él mismo realmente?, Kazahaya Kane seguramente no era su nombre real siquiera, si no uno inventado al igual que el de Ryunosuke Kane. Su abuelo había querido que él viviese una vida en paz y tranquilidad, alejado del peligro y el conflicto, o al menos eso siempre había dicho, pero no podía hacerlo. No podía simplemente vivir su vida, e ignorar todo lo que había sucedido y todas las preguntas en su cabeza que clamaban respuestas a gritos.

En otro sitio, en varios sitio seguramente, habían otras personas como él, ignorantes de su origen, viviendo escondidas sin saber lo que en verdad eran, ignorantes de la crueldad y del sacrificio al cual debían sus vidas.

Kazahaya cambió ese día. Su personalidad animada, asustadiza y bromista se tiñó de seriedad y amargura. Usando los túneles bajo Tokyo se movió hacia uno de los distritos más repudiados por su inseguridad y criminalidad y lo convirtió en su hogar pensando que podría pasar desapercibido mientras otras personas llamaban mucho más la atención que un niño desamparado y perdido. Acostumbrado como estaba a depender de Ryunosuke para conseguir su alimento, las primeras veces no le fue nada fácil y las primeras comidas siempre iban acompañadas del sabor de sus lágrimas. Pero con el tiempo comenzó a aceptar lo que era y las cosas que tenia que hacer para sobrevivir, endureciendo su corazón y cambiando por dentro, adaptándose más y más. Ryunosuke le había enseñado a respetar la vida y le había inculcado valores que solo terminaron haciendo todo lo que tenia que hacer para sobrevivir mucho más difícil. Su forma de pensar respecto a la vida humana y también a la de otros ghouls poco a poco cambió hasta volverse un concepto superfluo y vacío.

Con el pasar de los años se volvió un veterano en sobrevivir por su cuenta, más fuerte y más duro. Dejó de ser un niño y fue  convirtiéndose en un hombre, comenzando a comportándose como tal mucho antes de lo debido. Los primeros años fueron duros, manteniéndose en las alcantarillas como su refugio y viviendo como indigente, rodeado por cucarachas. Una vez por hambre intento comerse algunas, solo para terminar vomitando poco después. Los siguientes años fueron más fáciles, aprendiendo a cazar por su cuenta, a defenderse de otros ghouls que buscaban echarlo de su territorio, o acabar su existencia por diversión o por superstición. O en muchos casos simplemente darle palizas.

La necesidad fue una buena maestra y le enseñó como recibir golpes, y cómo devolverlos. No solo de manos y pies, si no también de diferentes tipos de Kagune, los cuales en diferentes situaciones lo fueron dejando uno a uno con alguna parte de su cuerpo rota o desgarrada y tirado en el piso soportando dolores que no creía posibles mientras quien quiera, o quienes fueran sus oponentes se cernían sobre él para reclamar el premio del vencedor, el cual a veces solo era continuar haciéndole daño a ver cuando moría finalmente. Sin embargo, nunca lo hizo, aprendiendo a conservar su energía, a hacerse el muerto, y descubriendo que podía comerse a si mismo para curarse con mayor facilidad si sus heridas eran muy graves.

Lentamente rumores sobre su existencia se extendieron por el distrito entre las bandas de ghouls que allí reinaban, o al menos quienes habían sobrevivido a las deprecaciones de los de su propio tipo. Nunca con hechos y nombres, ya que era algo que se encontraba más a la par con una leyenda urbana, una historia fabricada más teñida de superstición que de realidad. Cuando consiguió utilizar su Kagune a voluntad por primera vez, decidió que era tiempo de cambiar las cosas. Sus ojos se posaron sobre el distrito en el cual se encontraba. Lo primero seria organizar a los ghouls del distrito bajo un solo mando, bajo unas mismas reglas. Dada la violencia, la tendencia hacia el canibalismo, y el vandalismo habitual sumado a las enemistades entre las diferentes bandas y tribus, sería un camino arduo.


V



Su primer encuentro con un investigador de la CCG fue de donde salió su sobrenombre o apodo técnico. Kazahaya había decidido atacar a un miembro de una de las bandas que era más fuerte que él, para ello lo había estado siguiendo desde hacia semanas tomando nota de sus hábitos y los lugares usuales en los cuales solía detenerse. Claro estaba, lo había hecho pagándole a otra persona para que lo hiciera, un humano; el sujeto tenia un muy buen sentido del olfato, y lo habría detectado al ser un ghoul. Pero un humano más, genérico, caminando por aquí y por allá de paso a su trabajo... ¿Quién lo notaria?

Finalmente atacó la noche en la cual dos agentes de la CCG se habían enfrentado a su objetivo. Uno de los agentes yacía muerto ante la brutalidad de su atacante, quien había probado ser igual de feroz que un animal acorralado, y el segundo había sido desarmado. Su Quinque se había roto y se encontraba en mal estado. Cuando el ghoul se preparaba para asestar el golpe de gracia, Kazahaya lo atacó por sorpresa, e inmediatamente volvió a arremeter contra él con brutalidad una y otra vez, para terminar consumiéndolo cuando su cuerpo se hubiese visto reducido a una pulpa apenas reconocible de huesos y carne. El investigador de la CCG y Kazahaya, atrás de su máscara, se miraron a los ojos mientras devoraba al caído. De forma lenta, como si no quisiera alertar a un animal, el investigador se puso de pie y retrocedió hasta huír de la escena en vez de intentar recuperar el Quinque de su compañero, el cual se encontraba atrás de Kazahaya.

Cuando hubo terminado huyó. No le interesaban las herramientas de los investigadores, y estaba seguro de que pronto llegarían refuerzos o algo similar. Aún era nuevo en ese entonces y no sabia como solían reaccionar los investigadores o cuales eran sus protocolos.



Extras


Gustos:

* Dulces (Chocolate, tartas de fresa y piruletas).
* Caminar sumido en sus pensamientos
* Cantar, aunque no lo suele hacer en público. Su voz (?).
* La música (sabe tocar el piano y la guitarra).
* El viento.
* La cultura celta.

Disgustos:

* Los humanos.
* Ir a la universidad.
* Los sitios cerrados; es claustrofóbico y no puede estar en un sitio cerrado por más de 24 horas.
* La soledad, aunque al no fiarse de nadie está obligado a caminar solo.
* Los días calurosos.

Habilidades:

✔ Tiene la vista de un lince, literalmente y es veloz como uno.


Debilidades:



Posesiones personales:

● Cuchillo: Las calles no son un lugar seguro, y Kazahaya aprendió que no siempre debe estar dependiendo de su Kagune para defenderlo. Mientras vivía en las sombras aprendió la necesidad de hacerse pasar por humano. A la hora de enfrentarse donde puedan haber testigos o cámaras y su rostro quede al descubierto, suele usar su cuchillo para enfrentarse a los peligros. Habiendo practicado durante años desde que comenzó a tener suficiente dinero como para pagar instructores, Kazahaya es una persona bastante conocedora tanto en combate con mano vacía como armado, su cuchillo por lo tanto es un buen complemento para su disfraz.

● Computadora portátil: Comprada después de más de un mes de ahorros, es un ordenador bastante potente el cual mantiene actualizado y configurado a su gusto. Suele llevarlo consigo cuando las fiestas durarán más que una sola noche, y a través de él se mantiene en contacto con sus sitios de noticia favoritos y sus contactos anónimos los cuales fue coleccionando en la web tanto a lo largo del mundo como en la ciudad misma de Tokyo.

Extras:

→ Debido a la vida de desenfreno que lleva, es bastante propenso a ponerse enfermo.
→ Ni de coña va a estar en algo así como una relación, sólo vive la vida, yendo de flor en flor y repitiendo con las que quiera.
→ Sus amigos son los compañeros con los que va a beber pero no es como si les apreciase, a más de uno lo ha abierto en canal. Si está con ellos es debido a que los considera una compañía entretenida que le distraiga por un rato.
Tokyo Ghoul

Por @Máximo para SC


"¿DEAD OR LIVE?.. IT'S YOUR OPORTUNITY TO DECIDE"
avatar
Kazahaya Kane
Hibrido
Hibrido

Masculino Mensajes : 3
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Kazahaya Kane || ID

Mensaje por Sasaki Haise el Miér Mar 11, 2015 2:39 am


_________________

avatar
Sasaki Haise
quinque
quinque

Masculino Mensajes : 118
Kagune : Rinkaku
Pareja : wut?

Ver perfil de usuario http://t-ghoul.foros.bz

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.